Medición de la temperatura

Definición

La medición de la temperatura del cuerpo puede ser útil para detectar una enfermedad. Con ella, también se puede monitorear si un  tratamiento está funcionando o no. La temperatura alta corresponde a una fiebre.

Forma en que se realiza el examen

La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) aconseja no usar de los termómetros de vidrio con mercurio. El vidrio puede romperse y el mercurio es tóxico.

Casi siempre se sugieren los termómetros electrónicos. La temperatura se observa en una pantalla fácil de leer. Se puede colocar la sonda en la boca, el recto o la axila.

Los termómetros de tira plástica cambian de color para mostrar la temperatura, pero son el método menos preciso.

Lo termómetros electrónicos para uso en el oído son comunes. Son fáciles de usar. Aunque algunos usuarios han comentado que los resultados son menos precisos que los de los termómetros de sonda.

Preparación para el examen

Siempre limpie el termómetro antes de usarlo. Puede hacerlo con agua jabonosa o alcohol. 

Espere al menos una hora después de realizar ejercicio intenso o después de un baño caliente antes de tomar la temperatura corporal. Espere de 20 a 30 minutos después de fumar, comer o tomar un líquido caliente o frío.

Resultados normales

La temperatura promedio normal del cuerpo es de 98.6°F (37°C). La temperatura normal puede variar debido a:

El método de medición con que se tomó la temperatura en el cuerpo (oral, rectal, en la frente o axila). Necesita tener una medición correcta para determinar si tiene o no fiebre. Asegurese de decirle a su proveedor cual método de medición uso.

No es clara la relación exacta que existe entre los diferentes métodos. Sin embargo, por lo general se siguen las siguientes pautas:

La temperatura normal es 98.6°F (37°C).

Otros factores a tomar en cuenta:

Significado de los resultados anormales

Si la lectura en el termómetro es más de 1 a 1.5 grados por encima de su temperatura normal, usted tiene fiebre. Las fiebres pueden ser un signo de:

La temperatura corporal se puede elevar por:

La temperatura corporal que es demasiado alta o demasiado baja puede ser grave. Llame a su proveedor si es del caso.

Los temas conexos abarcan:

Referencias

Nield LS, Kamat D. Fever. In: Kliegman RM, Stanton BF, St Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016: chap 176.

Sajadi MM, Mackowiak PA. Temperature regulation and the pathogenesis of fever. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 55.

Sullivan JE, Farrar, HC. Fever and antipyretic use in children. AAP Gateway. American Academy of Pediatrics. pediatrics.aappublications.org/content/127/3/580. Accessed May 3, 2016.


Actualizado: 1/10/2016
Versión en inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Medical Director and Director of Didactic Curriculum, MEDEX Northwest Division of Physician Assistant Studies, Department of Family Medicine, UW Medicine, School of Medicine, University of Washington, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor, Inc. www.holadoctor.net
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com