HomeContact Us

Email Print Bill Pay
   

Crisis epilépticas

Definición

Una crisis epiléptica corresponde a los hallazgos físicos o cambios en el comportamiento que ocurren después de un episodio de actividad eléctrica anormal en el cerebro.

El término "crisis epiléptica" se utiliza a menudo indistintamente con "convulsión". Las convulsiones se presentan cuando el cuerpo de una persona se sacude de manera rápida e incontrolable. Durante las convulsiones, los músculos de la persona se contraen y se relajan en forma repetitiva. Hay muchos diferentes tipos de crisis epilépticas. Algunos tienen síntomas leves y sin temblores.

Nombres alternativos

Convulsiones secundarias; Convulsiones reactivas; Convulsiones de tipo secundario; Convulsiones de tipo reactivo; Convulsiones

Consideraciones

Puede ser difícil asegurar si alguien está teniendo una crisis epiléptica. Algunas de ellas sólo hacen que una persona tenga períodos de mirada fija que pueden pasar inadvertidos.

Los síntomas específicos dependen de qué parte del cerebro esté comprometida. Ocurren súbitamente y pueden abarcar:

  • Desvanecimiento breve, seguido de un período de confusión (la persona no puede recordar un corto tiempo).
  • Cambios en el comportamiento, como tomar a alguien por la ropa.
  • Babeo o espuma en la boca.
  • Movimientos de los ojos.
  • Gruñir y resoplar.
  • Pérdida del control de esfínteres.
  • Cambio en el estado de ánimo, como ira repentina, miedo, pánico, alegría o risa inexplicables.
  • Estremecimiento de todo el cuerpo.
  • Caída repentina.
  • Sabor amargo o metálico.
  • Rechinar los dientes.
  • Detención temporal de la respiración.
  • Espasmos musculares incontrolables con fasciculaciones y movimientos espasmódicos en las extremidades.

Los síntomas pueden detenerse después de unos cuantos segundos o minutos o continuar hasta por 15 minutos. Rara vez se prolongan por más tiempo.

La persona puede presentar síntomas de advertencia antes del ataque, tales como:

  • Miedo o ansiedad
  • Náuseas
  • Vértigo (la persona siente que está dando vueltas o está moviéndose)
  • Síntomas visuales (como luces brillantes y centelleantes, manchas o líneas onduladas frente a los ojos)

Causas

Las crisis epilépticas (convulsiones) de todos los tipos son causadas por actividad eléctrica desorganizada y repentina en el cerebro.

Las causas de convulsiones pueden abarcar:

Algunas veces, no se puede identificar ninguna causa, lo cual se denomina convulsiones idiopáticas. Generalmente se ven en niños y adultos jóvenes, pero pueden ocurrir a cualquier edad. Puede haber un antecedente familiar de epilepsia o convulsiones.

Si las convulsiones continúan de manera repetitiva después de que se trata el problema subyacente, la afección se denomina epilepsia.

Cuidados en el hogar

La mayoría de las crisis epilépticas (convulsiones) se detienen por sí solas, sin embargo, durante una crisis la persona puede lastimarse o herirse.

Cuando se produce una convulsión, el objetivo principal es proteger a la persona de una lesión:

  • Trate de evitar una caída. Coloque a la persona en el suelo en una zona segura. Despeje el área de muebles u otros objetos punzantes.
  • Proteja la cabeza de la persona.
  • Afloje la ropa apretada, especialmente alrededor del cuello.
  • Coloque a la persona de lado. Si hay vómito, esto ayuda a constatar que no se esté broncoaspirando.
  • Busque un brazalete de identificación médica con instrucciones sobre convulsiones.
  • Permanezca con la persona hasta que se recupere o hasta que llegue ayuda médica profesional.

Lo que familiares y amigos no deben hacer:

  • No refrene (intente sujetar) a la persona.
  • No le coloque nada entre los dientes durante una convulsión (ni siquiera sus dedos).
  • No la mueva a menos que esté en peligro o cerca de algo peligroso.
  • No trate de hacer que la persona deje de convulsionar. El paciente no tiene control sobre las convulsiones y no es conscientes de lo que está sucediendo en el momento.
  • No le dé nada por la boca hasta que las convulsiones hayan cesado y la persona esté completamente despierta y alerta.
  • No inicie respiración cardiopulmonar (RCP), a menos que realmente se haya detenido la convulsión y la persona no esté respirando o no tenga pulso.

Si un bebé o un niño tiene una convulsión durante una fiebre alta, refrésquelo poco a poco con agua tibia. No lo coloque en un baño de agua fría. Usted le puede dar paracetamol (Tylenol) una vez que esté despierto, especialmente si el niño ha tenido convulsiones febriles antes.

Cuándo contactar a un profesional médico

Llame al número local de emergencias (911 en los Estados Unidos) si:

  • Es la primera vez que la persona ha tenido una convulsión.
  • Una convulsión dura más de 2 a 5 minutos.
  • La persona no se despierta o no tiene un comportamiento normal después de una convulsión.
  • Se inicia otra convulsión poco después de que termina una.
  • La persona tuvo una convulsión en el agua.
  • La persona está embarazada, lesionada o tiene diabetes.
  • La persona no tiene un brazalete de identificación médica (instrucciones que expliquen qué hacer).
  • Hay algo diferente en esta convulsión comparada con las convulsiones habituales de la persona

Infórmele al médico acerca de todas las convulsiones de la persona. Él posiblemente necesite ajustar o cambiar los medicamentos.

Lo que se puede esperar en el consultorio médico

A una persona que haya sufrido un ataque nuevo o serio generalmente se le examina en una sala de urgencias del hospital. El médico intentará diagnosticar el tipo de ataque basado en los síntomas.

Se realizarán exámenes para descartar otras afecciones que causan convulsiones o síntomas similares. Esto puede incluir desmayo, ataque isquémico transitorio (AIT)accidente cerebrovascularataques de pánicomigrañas y trastornos del sueño, entre otros.

Los exámenes que se pueden ordenar abarcan:

  • Exámenes de sangre.
  • Tomografía computarizada o resonancia magnética de la cabeza.
  • EEG (generalmente no se hace en la sala de urgencias).
  • Punción lumbar (punción raquídea).

Se necesitarán exámenes adicionales si usted tiene:

  • Un nuevo ataque sin una causa clara.
  • Epilepsia (para asegurarse que la persona está tomando la cantidad correcta de medicina).

Referencias

Krumholz A, Wiebe S, Gronseth G, et al. Practice parameter: evaluating an apparent unprovoked first seizure in adults (an evidence-based review): report of the Quality Standards Subcommittee of the American Academy of Neurology and the American Epilepsy Society. Neurology. 2007;69:1991-2007.

McMullan JT, Davitt AM, Pollack CV Jr. Seizures. In: Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al., eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 8th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Mosby; 2013:chap 18.


Actualizado: 2/10/2014
Versión en inglés revisada por: Joseph V. Campellone, M.D., Division of Neurology, Cooper University Hospital, Camden, NJ. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 

Contact Us & Directions | Credits | Privacy Policy | Employee Login | Online Bill Pay