Diabetes y enfermedad ocular

Definición

La diabetes puede dañar los ojos. Puede causarles daño a los pequeños vasos sanguíneos de la retina, que es la parte posterior del ojo. Esto se conoce como retinopatía diabética. 

La diabetes también aumenta el riesgo de padecer glaucoma, cataratas y otros problemas oculares.

Nombres alternativos

Retinopatía - diabética; Fotocoagulación - retina; Retinopatía diabética

Causas

La retinopatía diabética es causada por daño a raíz de la diabetes a los vasos sanguíneos de la retina. La retina es la capa de tejido en la parte posterior del interior del ojo. La retina transforma la luz y las imágenes que entran en el ojo en señales nerviosas que son enviadas al cerebro.

La retinopatía diabética es la causa principal de disminución de la visión o ceguera en los estadounidenses de entre 20 y 74 años. Las personas con diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2 están en riesgo de padecer esta afección.

Diabetes - condiciones retinales

Watch this video about:
Diabetes - condiciones retinales

La probabilidad de presentar retinopatía y tener una forma más grave es mayor cuando:

Si usted ya tiene daño a los vasos sanguíneos del ojo, algunos tipos de ejercicio pueden empeorar el problema. Consulte a su proveedor de atención médica antes de comenzar un programa de ejercicios.

Otros problemas oculares que pueden ocurrir en personas con diabetes incluyen:

La hiperglucemia o los cambios rápidos del nivel de azúcar en la sangre a menudo causan visión borrosa. Esto se debe a que el cristalino en la parte media del ojo no puede cambiar de forma cuando tiene demasiado azúcar y agua. Este no es el mismo problema que la retinopatía diabética.

Síntomas

En la mayoría de los casos, la retinopatía diabética no provoca síntomas sino hasta que el daño a los ojos es grave. Esto se debe a que el daño a gran parte importante de la retina puede ocurrir antes de que la visión esté afectada.

Los síntomas de retinopatía diabética incluyen:

Muchas personas con retinopatía diabética inicial no presentan síntomas antes de que ocurra un sangrado en el ojo. Esta es la razón por la cual toda persona con diabetes debe hacerse exámenes oftalmológicos regulares.

Pruebas y exámenes

El médico que se especializa en ojos le examinará los ojos. Primero es posible que le pidan que lea una tabla optométrica. Luego usted recibirá gotas oftálmicas para dilatar las pupilas de los ojos. Los exámenes que le pueden hacer implican:

Si usted tiene retinopatía diabética en etapa temprana (no proliferativa), el médico puede observar:

Si tiene retinopatía avanzada (proliferativa), el médico puede observar:

Este examen es diferente a ir al optómetra a que le revisen la visión y ver si necesita anteojos nuevos. Si nota un cambio en la visión y consulta a un optómetra, no olvide comentarle que tiene diabetes.

Tratamiento

Es posible que las personas con la forma temprana de la retinopatía diabética no necesiten tratamiento. Sin embargo, un oftalmólogo entrenado para tratar la retinopatía diabética debe hacer un seguimiento cuidadoso.

Una vez que el oftalmólogo note que están proliferando nuevos vasos sanguíneos en la retina (neovascularización) o que se desarrolle edema macular, por lo general se necesitará tratamiento.

La cirugía del ojo es el tratamiento principal para la retinopatía diabética.

Hay fármacos que se inyectan en el globo ocular y que pueden ayudar a evitar la proliferación de vasos sanguíneos anormales.

Siga los consejos del médico sobre cómo proteger su visión. Procure que le hagan exámenes oftalmológicos tan a menudo como se recomiende, generalmente una vez cada 1 a 2 años.

Si usted tiene diabetes y su azúcar en la sangre ha estado muy alto, el médico le dará nuevas medicinas para bajar su nivel. Si tiene retinopatía diabética, su visión puede empeorar por un corto tiempo cuando comience a tomar el medicamento que mejora su nivel de azúcar en la sangre.

Grupos de apoyo

Muchos recursos pueden ayudarle a entender más acerca de la diabetes. Usted también puede aprender formas de manejar su retinopatía diabética:

Expectativas (pronóstico)

El manejo de su diabetes puede ayudar a retardar la retinopatía diabética y otros problemas oculares. Controle su nivel de azúcar en la sangre (glucosa):

Los tratamientos pueden reducir la pérdida de la visión, pero no curan la retinopatía diabética ni contrarrestan los cambios que ya se han presentado.

Posibles complicaciones

Enfermedad ocular diabética puede conducir a la disminución de la visión y ceguera.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con un médico especializado en los ojos (oftalmólogo) si tiene diabetes y no ha asistido a una consulta oftalmológica en el último año.

Llame al médico si algunos de los siguientes síntomas son nuevos o están empeorando:

Prevención

Un buen control de la glucemia, la presión arterial y el colesterol es muy importante para prevenir la retinopatía diabética.

No fume. Si necesita ayuda para dejar de fumar, pregúntele a su proveedor de atención.

Referencias

American Academy of Ophthalmology Retina/Vitreous Panel. Preferred Practice Pattern Guidelines. Diabetic retinopathy. 2014. www.aao.org/ppp. Accessed August 18, 2015.

American Diabetes Association. Microvascular complications and foot care. Sec. 9. Standards of Medical Care in Diabetes - 2015. Diabetes Care. 2015;38:S58-S66. PMID: 25537706 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25537706.

Lim JI, Rosenblatt BJ, Benson WE. Diabetic retinopathy. In: Yanoff M, Duker JS, eds. Ophthalmology. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 6.21.


Actualizado: 7/24/2015
Versión en inglés revisada por: Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor, Inc. www.holadoctor.net
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com