Incontinencia urinaria de esfuerzo

Definición

Es una afección que se presenta cuando hay escape de orina de la vejiga durante una actividad física o esfuerzo. Puede ocurrir al toser, levantar algo pesado o realizar ejercicio.

Nombres alternativos

Incontinencia de esfuerzo

Causas

La mayoría de adultos puede almacenar más de 2 tazas (350 a 550 ml) de orina en sus vejigas. La incontinencia de esfuerzo se produce cuando los músculos que controlan el flujo de orina no funcionan de manera adecuada.

Cuando cualquiera de estos grupos de músculos se debilita, la orina puede pasar cuando se ejerce presión en la vejiga. Usted puede notar esto cuando:

El debilitamiento de los músculos puede ser causado por:

La incontinencia urinaria de esfuerzo es el tipo más común de incontinencia urinaria en las mujeres. Ciertos factores incrementan el riesgo:

Síntomas

El principal síntoma de la incontinencia urinaria de esfuerzo es el escape de orina cuando usted:

Pruebas y exámenes

El proveedor de atención médica llevará a cabo un examen físico, lo que incluye:

En algunas mujeres, un examen pélvico puede revelar que la vejiga o la uretra se están saliendo hacia la vagina.

Los exámenes pueden incluir:

Tratamiento

El tratamiento depende de la forma en la que los síntomas afectan su vida cotidiana. Es posible que su proveedor de atención médica le solicite que lleve un diario urinario. En él, usted puede registrar la cantidad de veces que orina durante el día y la noche y la frecuencia de las fugas de orina.

Existen cuatro tipos de tratamiento para la incontinencia urinaria de esfuerzo:

CAMBIOS DE COMPORTAMIENTO

Hacer estos cambios puede ayudar:

ENTRENAMIENTO DE LOS MÚSCULOS DEL PISO PÉLVICO

Existen diferentes maneras de fortalecer los músculos del piso pélvico.

MEDICAMENTOS

Los medicamentos tienden a funcionar mejor si usted tiene incontinencia de leve a moderada. El médico puede recetar uno o más medicamentos.

CIRUGÍAS

Si otros tratamientos no funcionan, el médico puede recomendar la cirugía. Esta puede ayudar si se tiene incontinencia grave. La mayoría de los proveedores de atención médica sugiere la cirugía sólo después de probar con otros tratamientos.

Si tiene problemas para vaciar completamente la vejiga, necesitará utilizar un catéter. Es un tubo muy pequeño que se coloca en la uretra para drenar la orina desde la vejiga.

Expectativas (pronóstico)

Mejorar lleva tiempo, así que trate de ser paciente. Los tratamientos no quirúrgicos generalmente mejoran los síntomas. Sin embargo, no curan la incontinencia de esfuerzo. La cirugía puede curar a algunas personas con este tipo de incontinencia.

El tratamiento no funciona tan bien si usted tiene:

Posibles complicaciones

Las complicaciones físicas son poco comunes y generalmente leves, pero pueden incluir:

Esta afección puede limitar las actividades sociales, las carreras y las relaciones personales. También puede hacerlo sentir mal o avergonzado.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con su proveedor de atención médica si tiene síntomas de incontinencia urinaria de esfuerzo y le causan molestia.

Prevención

La realización de los ejercicios de Kegel puede ayudar a prevenir los síntomas. Las mujeres embarazadas pueden querer hacer estos ejercicios durante y después del embarazo para ayudar a prevenir la incontinencia.

Referencias

Deng DY. Urinary incontinence in women. Med Clin North Am. 2011;95:101-9. PMID: 21095414 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21095414.

Gerber GS, Brendler CB. Evaluation of the urologic patient: history, physical examination, and urinalysis. In: Wein AJ, ed. Campbell-Walsh Urology. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 3.

Resnnick NM. Incontinence. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 25.


Actualizado: 2/2/2015
Versión en inglés revisada por: Jennifer Sobol, DO, Urologist at the Michigan Institute of Urology, West Bloomfield, MI. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: HolaDoctor, Inc. www.holadoctor.net
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com