HomeContact Us

Email Print Bill Pay
   

Gangrena gaseosa

Definición

Es una forma de necrosis (gangrena) potencialmente mortal.

Nombres alternativos

Infección tisular por clostridio; Infección de los tejidos por clostridio; Mionecrosis

Causas

La gangrena gaseosa es causada con mayor frecuencia por una bacteria llamada Clostridium perfringens. También puede ser causada por los estreptococos del grupo A, el Staphylococcus aureus y el Vibrio vulnificus.

El clostridio se encuentra en casi todos los lugares. A medida que las bacterias se multiplican dentro del cuerpo, producen gases y sustancias dañinas (toxinas) que pueden dañar los tejidos, las células y los vasos sanguíneos del cuerpo.

La gangrena gaseosa se presenta de manera súbita y por lo regular ocurre en el mismo sitio de un traumatismo o una herida quirúrgica reciente. En algunos casos, ocurre sin un evento irritante. Las personas que están en mayor riesgo de gangrena gaseosa  generalmente tienen una enfermedad vascular (ateroesclerosis o endurecimiento de las arterias), diabetes o cáncer de colon.

Síntomas

La gangrena gaseosa causa hinchazón muy dolorosa. La piel se torna de color rojo pálido a pardusco. Cuando se presiona en el tejido hinchado, se puede sentir gas como una sensación crepitante. Los bordes del área infectada crecen tan rápidamente que los cambios se pueden ver durante unos cuantos minutos. El área puede estar completamente destruida.

Los síntomas abarcan:

  • Aire bajo la piel (enfisema subcutáneo)
  • Ampollas llenas de líquido rojo pardo
  • Secreción de los tejidos, líquido sanguinolento o rojo pardo y de olor fétido (secreción serosanguínea)
  • Aumento de la frecuencia cardíaca (taquicardia)
  • Fiebre de moderada a alta
  • Dolor moderado o intenso alrededor de una lesión cutánea
  • Piel de color pálido que luego se vuelve negruzca y cambia a un color rojo oscuro o púrpura
  • Edema que empeora alrededor de una lesión cutánea
  • Sudoración
  • Formación de vesículas, que se fusionan en ampollas grandes
  • Piel de color amarillo (ictericia)

Si la afección no se trata, la persona puede entrar en shock con disminución de la presión arterial (hipotensión), insuficiencia renal, coma y finalmente la muerte.

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico, el cual puede revelar signos de choque.

Los exámenes que se pueden hacer abarcan: 

  • Cultivos de tejido y líquido para comprobar si hay clostridio.
  • Hemocultivo para determinar la bacteria causante de la infección.
  • Una tinción de gram del líquido del área infectada.
  • Una radiografía, una tomografía computarizada o una resonancia magnética del área pueden mostrar la presencia de gases en los tejidos.

Tratamiento

La cirugía se necesita rápidamente para extirpar el tejido muerto, dañado e infectado.

Se puede necesitar la extirpación quirúrgica (amputación) de un brazo o una pierna para controlar la diseminación de la infección. La amputación algunas veces debe hacerse antes de que todos los resultados de los exámenes estén disponibles.

También se le darán antibióticos. Estos medicamentos se administrarán a través de una vena (por vía intravenosa). También se pueden recetar analgésicos.

En algunos casos, se intentará un tratamiento con oxígeno hiperbárico.

Expectativas (pronóstico)

La gangrena gaseosa por lo regular comienza de manera repentina y rápidamente empeora. A menudo es mortal.

Posibles complicaciones

  • Coma
  • Delirio
  • Daño tisular permanente, incapacitante y deformante
  • Ictericia con daño hepático
  • Insuficiencia renal
  • Shock
  • Diseminación de la infección a través del cuerpo (sepsis)
  • Estupor

Cuándo contactar a un profesional médico

Se trata de una situación de emergencia que requiere atención médica inmediata.

Llame al médico si presenta signos de infección alrededor de una herida en la piel. Asimismo, acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si tiene síntomas de gangrena gaseosa.

Prevención

Limpie muy bien cualquier herida en la piel. Esté atento a signos de infección (como enrojecimiento, dolor, secreción o hinchazón alrededor de la herida) y consulte al médico oportunamente si estos se presentan.

Referencias

Gerding DN, Johnson S. Clostridial infections. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldmans's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Saunders; 2011:chap 304.

Onderdonk AB, Garrett WS. Gas gangrene and other Clostridium-associated diseases. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 7th ed. Philadelphia, Pa: Elsevier Churchill Livingstone; 2009:chap 246.


Actualizado: 11/20/2013
Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Bethanne Black, and the A.D.A.M. Editorial team.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.
La información aquí contenida no debe utilizarse durante ninguna emergencia médica, ni para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Debe consultarse a un médico con licencia para el diagnóstico y tratamiento de todas y cada una de las condiciones médicas. En caso de una emergencia médica, llame al 911. Los enlaces a otros sitios se proporcionan sólo con fines de información, no significa que se les apruebe. © 1997- A.D.A.M., Inc. La reproducción o distribución parcial o total de la información aquí contenida está terminantemente prohibida.
adam.com
 

Contact Us & Directions | Credits | Privacy Policy | Employee Login | Online Bill Pay